Páginas vistas en total

miércoles, 26 de marzo de 2014

Lanzamiento del libro SE HABLA COLOMBIANO 2

Primero que todo un saludo muy especial a todas las personas que nos acompañaron en el lanzamiento del libro SE HABLA COLOMBIANO 2. Realizar un evento requiere de un equipo de trabajo y cada persona aporta su granito de arena.

No voy a negarlo. Fue agotador. ¿Por qué? Bueno, no solo se hizo el evento de lanzamiento, sino que también se hizo un CORTOMETRAJE. El corto corresponde a la historia "Crónica de un rescate anunciado", que se encuentra en el libro SE HABLA COLOMBIANO 2. El corto UNA LLAMADA INESPERADA, fue algo...¡inesperado! En realidad queríamos desarrollar la historia de EL MALETÍN NEGRO, del cual se hizo una obra de teatro en el lanzamiento del primer libro. Sin embargo, a última hora, el actor principal Diego Aguilar viajó a Canadá para seguir colonizando ese frío país. De manera que mis ambiciones cinematográficas quedaron en un congelador temporal.

 Luego, cuando finalicé la elaboración del libro, le eché cabeza a que se podría hacer para el lanzamiento del mismo. Entonces retomé la idea de hacer un cortometraje, pero esta vez con otra historia. Es una anécdota basada en la vida real: una amiga me llama de forma inesperada y me comenta acerca de una situación, un conflicto que tuvo con la dueña de la casa donde tenía alquilada una habitación. Eso fue un chicharrón de madre y señora mía, que hasta nos tocó llamar a la policía para que nos escoltara. La historia quedó plasmada en el libro, claro está, en una versión humorística y omitiendo los nombres reales, hasta el mío propio, con el fin de garantizar la seguridad a sus protagonistas.

Y emprendimos la aventura de realizar un corto cuyos actores parece que inicialmente no se la creían. Yo les dije: chicos y chicas, vamos con toda este fin de semana. Vamos a tener equipos profesionales, luces, cámaras, sonido. Pero parece que no se la creían. Algunos tenían otros compromisos y realmente me hicieron sufrir. Hasta el punto que yo pensé: si tengo que actuar, lo hago, pero ya no había más tiempo pues el lanzamiento estaba encima. El día uno de filmación terminamos a eso de la medianoche y parecía que los actores sí se habían creído el cuento. Mi apartamento se transformó en un set de grabación. Al día siguiente, filmamos en otra casa ubicada en el barrio Eduardo Santos de Bogotá.Una casa vieja, grande, óptima para hacer películas de terror, pero en esta ocasión el humor era el protagonista estrella. La última escena la terminamos al otro día a las 3 am, en un paradero de la octava sur, el día de las elecciones. Fue una experiencia fuera de lo común, novedosa, enriquecedora y a la vez un desafío. El resultado, un corto mamagallístico que tal vez no gane un Óscar de la academia, pero que ha valido la pena desarrollar.

 Y luego vino el lanzamiento, donde uno de los actores del corto, Julio Cesar León, también debía ser protagonista. Ahora teníamos que armar el monólogo para arrancar el NIGHT SHOW. Sufrimos un poco porque el tiempo era corto. Vimos que la mejor opción era narrar algunas vivencias de la vida de Julio, enfocándonos en algunas dificultades en su área laboral y de cómo ser un psicólogo sin empleo que tiene que trabajar en ventas como única opción laboral.


También hubo un elemento muy interesante. La presencia de títeres en el escenario. ¿Y quienes son estos títeres? Bueno. Uno de ellos es Jack. El personaje mascota de SE HABLA COLOMBIANO. Es el típico muñequito curioso, que de niño dibujaba en los cuadernos o en el tablero de clase. El muñequito que se asoma como preguntándose: ¿Qué hay de nuevo? Posteriormente Jack hizo parte de una historieta llamada CUPIDO Y AMIGOS, la cual hace parte de la revista LOS MONACHOS DE LEQUERIN, publicada en el 2012. Esta historieta, es un proyecto que áun está incipiente, pero que incluye otros personajes, entre ellos Juana. Juana es una chica intelectual pero inquieta a la vez. En el lanzamiento, Juana se presenta como la fan enamorada de LEQUERIN, es decir , se enamora de mí. Claro que yo no me dejo seducir por sus encantos sino que la mantengo a raya.

Cada lanzamiento es una experiencia única y que ha traído grandes satisfacciones. Por eso de nuevo un agradecimiento muy especial a toda la gente que nos apoyó. Y al público en general, la invitación es a que lean los libros de SE HABLA COLOMBIANO, que le bajen al estrés y que saquen un ratico para reir. ¡Nos vemos en la  próxima!

Ficha  técnica cortometraje UNA LLAMADA INESPERADA: 
Actores: Julio Cesar León, Betty Sáez, Olga Lucía Loaiza, Yesenia Alonso Valdés, Genny Gamboa
Equipo Técnico: Enrique Garzón, Yenny León
Apoyo Logístico: Jackie Pedraza
Edición: Enrique Garzón (Ingravitto Films)
Dirigido por: Leonardo Quevedo Rincón, Enrique Garzón

Equipo de trabajo LANZAMIENTO DEL LIBRO "SE HABLA COLOMBIANO 2"
Alimentos: Jackie Pedraza, Andrea Masuthier
Ventas: Olga Lucía Loaiza, Jackie Pedraza
Logística: Lili Cubillos, Betty Saez, Olga Lucía Loaiza
Filmación: Oscar Mauricio Palma
Sonido y luces: Cesar García
Presentador invitado: Julio Cesar León
Escrito  y dirigido por: Leonardo Quevedo Rincón
Videos de apoyo: Leonardo Quevedo Rincón



miércoles, 29 de mayo de 2013

La pitadera

El nivel de ruido de nuestra capital ha aumentado y mi nivel de tolerancia ha disminuido. Creo que he desarrollado con el tiempo esa capacidad de oido biónico, que me permite diferenciar los ruidos que componen la orquesta antisinfónica urbana de cualquier calle congestionada en Bogotá. En la última ocasión calculo que escuche un pito de automóvil en intervalos de aproximadamente cinco segundos, y eso siendo optimista. ¿De dónde surge la obsesión por tocar el pito? En civilizaciones civilizadas (y disculpen la redundancia), encontramos normas y leyes que prohiben el uso del pito. En esos lugares que parecen de otro planeta, el pito es una accesorio utilizado solo en caso de algo excepcional, por ejemplo, si ve a Godzilla aproximarse o para notificar a la policía acerca de la presencia de un zombie. Suena un poco exagerado, pero en serio, así es de frecuente que uno escucha un pito.

¿Por qué esa obsesión por usar el pito?  ¿Por qué la pitadera? ¿Por qué estos conductores no pueden refrenar su ira acumulada por años de humillaciones y vejaciones en tal vez circunstancias que quien sabe como ocurrieron en su niñez? Porque tal vez en la niñez podremos encontrar una de las causas fundamentales de esa irresistible atracción casi magnética por tocar la bocina. Creo que los caminadores y cochecitos son los principales responsables. Todo caminadorcito decente que se respete, tiene su panel de control que incluye por lo genera un pito o corneta. Es culpa de los fabricantes de caminadores y coches que colocan esos pitos desde los primeros años en los infantes y crean esa dependencia enfermiza por escuchar algún ruidito, algo sonoro, que calme su ansiedad auditiva, si se pudiera llamar de alguna manera.

Pero podemos regresar un poco más en el tiempo y señalar a estos molestos sonajeros y maracas que usualmente obsequian a los bebés. Y digo molestos no porque realmente lo sean, aún mas, si yo tengo la ocasión de estar cerca a un niño, me gusta tocar un rato la maraca y el sonajero. Es divertido, no lo niego. Son molestos por lo que han generado en estos adultos pitones (valga la expresión). La pregunta sería, ¿cómo hacer para romper el ciclo desde esa etapa primitiva? ¿Qué terapia sicológica podría funcionar para romper el cordón umbilical generado entre nuestro oído ansioso y la necesidad de nuestras extremidades generar el ruido?  Algunos se convierten en músicos y listo. Allí se  exterioriza y se libera ese fantasma del maraquero infantil. Otros boxean y ya. Es la terapia del percusionista pero en el cuerpo del rival. ¿Pero que hacen el resto de los mortales? ¡Tocar el pito del carro! ¡La pitadera obsesiva!

Ahora miremos el asunto desde un punto de vista más comprensivo. Cuando el niño suena la maraca, es porque  así calma su ansiedad, establece contacto con el mundo exterior, ejercita su sentido del oído, se manifiesta, se hace notar. Eso es lo que dicen, eso creo yo. Ningún bebé a la fecha ha podido describir con sus propias palabras el efecto que produce una maraca en él. Ningún bebé ha dicho: quiero tocar el pito porque me produce placer o algo por el estilo. Ellos solo tocan el pito y los papás logran que el pelao esté calmado unos minutos. El pito da alivio a los padres, les da unos minutos de tiempo de descanso. Pero cuando el adulto crece, quiere seguir llamando la atención. Es como si dijeran:

- ¿Creyeron que con la maraquita y con la cornetica se iban a librar tan fácil de mí? ¡Pues no! ¡Ahora tengo un pito que hace más ruido! ¡Ja ja ja! ¡Sí! ¡No me van a quitar del medio tan fácilmente! ¡Yo existo y voy a pitar! ...¡piiiiii!!! ¡piiiiii!!!


Y entre otras cosas, ¿en realidad sirve de algo pitar? No he visto que la onda sonora sea lo suficientemente fuerte como para que el carro que va adelante se desplace o los carros se abran hacia los lados, así como cuando el carro de Batman pasa. El pito no sirve para nada. Solo para fastidiar y generar tonalidades ruidosas en el tímpano. Solo sirve para destemplar la cera de los oídos. Tal vez ese sea el único beneficio, pitar para promover la limpieza auditiva.  En ese caso las personas podrían aprovechar el efecto" pitativo" y cargar unos copitos de algodón, de esta manera cuando visiten estas zonas de la ciudad limpiarse las orejas. Vea pues, ya le encontré alguna utilidad a la pitadera.

lunes, 11 de marzo de 2013

Entrevista a un gato lector


El invitado de hoy es Mimer, un gato que ha decidido incursionar en el mundo de la lectura. Hoy quisimos conocer acerca de sus impresiones del libro SE HABLA COLOMBIANO, acerca del mundo de la lectura y claro está, lo que se siente ser un gato colombiano, aun más, lo que se siente ser un gato.

ENTREVISTADOR: ¡Hola Mimer!
MIMER: ¡Hola entrevistador!

E: ¿Desde cuándo tu interés por la lectura?
M: Bueno, un día deambulaba por allí, destruyendo algunas almohadas, husmeando algo de comida de la cocina de mi ama, cuando descubrí que tal vez mi vida era algo mas que ronronear, maullar y comer comida para gatos

E: ¿Qué descubriste?
M: Que también había comida para perros. Y la comida de humanos, pero mejor que eso, descubrí que existían los domicilios, el inconveniente es que no sé marcar el teléfono para hacer el pedido,  y si lo lograse, no sabría como pedirlo. Pero bueno, estábamos hablando de la lectura. Descubrí unos buenos libros en la biblioteca de mi ama. Trate de lamerlos y luego combinarlos con comida para gato, pero el sabor del papel me pareció algo amargo para mi gusto.

E: Pero allí no terminó tu aventura….
M: No. Descubrí que era mas delicioso devorarlos pero a través de la lectura.

E: Qué interesante…
M: Ajá…

E: Y cuéntame Mimer, te dieron tu merecido…o sea TUMER…en tu caso MIMER…ecido?
M: Si, me dieron Mi MERecido por comerme un libro, pero luego me premiaron cuando supe que podía leerlos.

E: Y bueno, te he visto entusiasmado con el libro SE HABLA COLOMBIANO.  ¿Qué opinión te merece?
M: Me he reído como un gato, así, como cuando los gatos se ríen. Tengo que admitir que sentí algo de celos cuando llegué al artículo del perro, pero creo que esta entrevista es una reivindicación a nuestra raza gatuna.

E: Mimer, ¿Tu ama te mima?
M: Si. Mi ama me mima, mi ama me ama y a veces me mama, pero creo que ya superé esa etapa de lectura. No me subestimes. También me interesan lecturas tales como El gato con botas, Las aventuras de Gatúbela y Cien años de gatusoledad.

E: Te felicito. ¿Quieres enviar un mensaje a los jóvenes para que se motiven a leer?
M: Si. Quiero enviar un saludo muy especial a mi ama, que por favor me aliste la comida con doble porción que ya va siendo la hora del almuerzo. Y bueno, sí, un mensaje a todos aquellos gatos jóvenes que vagan por ahí sin un proyecto de vida, que por favor lean, que se instruyan, para que puedan ser  los gatos del futuro, los gatos que este país necesita. 

E: Mimer, muchas gracias por tu tiempo.
M: Cuando quieras. Por lo pronto debo irme a dormir un rato. Esta entrevista me ha dejado exhausto. ¿Tienes algún dulce para mí?

E: No, lo siento…
M: Está bien…no te preocupes, chao, o mejor dicho, miaooo!

jueves, 21 de febrero de 2013

Seguridad ante todo



Los controles en los aeropuertos son cada vez más exigentes. La paranoia colectiva originada por el terrorismo de algunos grupos tales como Al Qaeda y su extinto líder Osama Bin Laden, sectas apocalípticas,  reggeatoneros e hinchas de fútbol, han hecho de la seguridad una obsesión completa en todo el mundo. La policía y los encargados de la seguridad aeroportuaria ven en cada sujeto un posible portador de alguna bomba. Ya no se salva nadie. Una viejita puede traer una metralleta encaletada entre las naguas, una mujer embarazada puede no estarlo y tener en su vientre abultado una pipeta de gas. El típico individuo con barba de  ocho días, un diente desportillado, tres cicatrices en el rostro, el pelo desordenado, rostro de enojo y una sonrisa falsa repetitiva, similar a un tic, ya no es sospechoso. Puede ser un político, un diplomático o un marido maltratado. Las apariencias engañan. Lo digo con plenitud de conocimiento, porque yo trabajé en seguridad aeroportuaria. Hay muchos secretos que no se pueden revelar por obvias razones. Esto implicaría problemas con la KGB, la CIA, la DEA, el FBI, KFC y los KKK. 

Mi trabajo era  ser agente de aviación. ¿Qué hace un agente de aviación? En esencia, es la persona encargada de velar por la seguridad de un avión y sus pasajeros, a través de diversos controles previos de inspección, para evitar que ingresen a la aeronave sustancias alucinógenas, explosivos o personas con temperamento explosivo o alucinógeno. Para ello uno debe valerse de tecnología de punta como los rayos x.  Es tecnología de punta, ya que uno tiene que colocar la punta de la nariz sobre la pantalla para distinguir con nitidez los objetos que allí se proyectan.  ¿Qué se observa a través de estas pantallas? Infortunadamente no hay opciones de canales de entretenimiento, noticias o deportes. Únicamente radiografías de maletas. Cosas habituales, cosas que la gente normalmente carga en sus maletas, tales como: zapatos, ropa, comida, bates de beisbol, cráneos de simio, fósiles de estegosaurios e implantes mamarios de repuesto. Las achiras y los alfandoques crean suspicacias por lo que las maletas deben ser revisadas con mayor minuciosidad. Es cuando se avisa a los pasajeros que deben estar presentes en el momento de la revisión, ya que se pueden quejar ante la aerolínea porque el chicharrón fue hábilmente extraído de sus mogollas, o sus mangos fueron chupados y únicamente dejaron la pepa. Puede suceder…uno nunca sabe.

En ocasiones se hace una entrevista de seguridad. Esto con el fin de detectar si la persona dice la verdad. La técnica de inmersión de la cabeza en una alberca llena de agua, ha sido descartada, principalmente por los sobrecostos que generaría la posterior disposición  de toallas y uso de secadores de pelo. Los choques eléctricos son también muy costosos en estas épocas de crisis energética, por lo que hacer preguntas directas ahorra tiempo y recursos. Uno puede hacer preguntas como:

- Señor, ¿lleva una bomba en su maleta? ¿Es usted una mula del narcotráfico y tiene cocaína envuelta en bolas cubiertas de látex en su estómago? ¿Es usted un espía, doble agente de la KGB?-.

Son preguntas directas que ahorran bastante tiempo. En lugar de preguntar cuál es el motivo de su viaje o frases de cajón que no llevan a ningún lado. Las preguntas al grano permiten que el sospechoso entregue la mercancía, así sea un buen paquete de bocadillos veleños para repartir entre todo el equipo de trabajo. 

Uno tiene que ser observador de los más mínimos detalles. Si uno ve a una persona, por ejemplo, con un turbante en su cabeza, barba pronunciada, y que quiere llevar como equipaje de mano un pintoresco barril de madera, con un letrero pintado que dice TNT y del cual sobresale una mecha, uno le puede preguntar:

- ¿Cuál es el propósito de su viaje?-. 

Si la persona responde en un idioma medio  árabe y empieza a disparar al aire, entonces uno procede con la siguiente pregunta del cuestionario, por ejemplo indagar si durmió bien la noche anterior, especialmente por sus ojeras pronunciadas. Una vez oculto en el suelo, detrás del mostrador, se hace la tercera pregunta de rigor y se le grita:

 - ¿Señor, se encuentra alterado?-. 

Al negarse a responder esta pregunta, se puede empezar a creer que este individuo no tiene las mejores intenciones. En medio de la balacera, uno debe arrastrarse y llegar hasta donde se encuentre el supervisor de turno y sugerirle que el señor del turbante, por precaución, no debería viajar en el avión. Son diagnósticos y juicios de valor que solo un experto en seguridad, podría emitir. Es una habilidad especial para detectar, con ojo de águila, esos pasajeros que pueden ser una amenaza potencial, que al ojo del parroquiano  común  no podría ni siquiera intuir.

Es también labor del agente de aviación  inspeccionar el aeroplano. Revisar cada rincón con lupa, linterna, espejos, martillo y estetoscopio, buscando elementos sospechosos al interior o exterior de la aeronave. Si uno ve unos quesos en la bodega, hábilmente camuflados detrás de las paredes, debe llamar al supervisor de turno y comunicarle que en primera instancia se sospecha de la intención de tráfico de quesos. La policía debe intervenir inmediatamente y verificar que los quesos, son en realidad quesos. La policía determina el tipo de queso, la consistencia, si se pueden combinar con bocadillo o jamón. También pueden determinar que el queso sabe algo raro y que al ser consumidos con bocadillo, producen un efecto particular. Por ejemplo tener alucinaciones, ver elefantes rosados, euforia, excitación, sudoración y convulsiones con babaza. Cuando se llega a las convulsiones se debe analizar el bocadillo, ya que puede ser que el policía sufra del azúcar o algo similar. Sea este un buen momento para usar el estetoscopio y analizar al sujeto que se comió el queso, si aún sigue con vida. Como el bocadillo no estaba en el avión, entonces se analizan otras opciones. Se puede creer que el queso no era queso, sino más bien alguna sustancia radioactiva. Es algo complejo. Esto de la seguridad  no es fácil. Finalmente se podría pensar que en realidad el queso era droga o que había una colonia de ratones habitando el avión. 

Hay muchos secretos que no se pueden revelar, para evitar problemas con la ONU, la OTAN, la ORANGUTAN, o el ICBF. Solo puedo decirles que el queso, aunque no tiene nada que ver con la seguridad, está siempre presente de algún modo. Por ejemplo cuando se le solicita a algunos viajeros que se quiten los zapatos. Algunos emiten un fuerte olor a queso rancio, otros a queso podrido. Allí uno puede solicitar el apoyo de la policía, que son los expertos en queso, para determinar la variedad del mismo y sugerir al pasajero unos buenos talcos o una inmersión de sus pies en una alberca, pero con choques eléctricos. Debido a los costos que esto puede generar se les dice que por favor, de manera inmediata, se coloquen los zapatos.

Ahora que conocen algo del trabajo en seguridad, la próxima vez que viajen y les soliciten revisar su maleta, o les hagan quitar los zapatos,  no hagan mala cara. Más bien recuerden que estos agentes son personas, que sufren, que lloran, que ríen, pero que también están allí por el bienestar de todos, para que su viaje sea placentero.

domingo, 6 de enero de 2013

¡Hablé con una estatua!

Estuve con un grupo de amigos visitando uno de los parques iluminados en la capital del país. Hacía algo de frío y no había muchas personas, ya que la temporada de luces navideñas estaba pronta a finalizar. Así que caminamos sin  prisa viendo algunos de los espectáculos curiosos que se presentaban allí. Vimos a unos bailarines de tango, con algo de influencia de pasillo y cumbiamba en sus movimientos. Otros bailarines de hip-hop llamaban bastante la atención del público, quienes prontamente rodeaban el espectáculo gracias a sus movimientos acrobáticos y música pegajosa. Con igual prontitud huía la gente cuando solicitaban algún aporte voluntario.

Nos tomamos la clásica foto frente al árbol navideño y también observamos algunas estatuas humanas dispersas en varios lugares. Un "Grinch" con un  disfraz poco creíble deambulaba solitario, esperando alguna foto compasiva de algún incauto transeúnte. Este Grinch probablemente albergaba la esperanza de por lo menos robarse el gigantesco árbol de luces y así arruinar la navidad de varios, según lo dictamina la célebre historia. Pero ya era enero y era muy tarde para ejecutar su maquiavélica hazaña.

Otro disfraz del viejito cabezón de Up fue muy solicitado por los niños, mientras que un Depredador bastante realista llamaba la atención causando el pánico, pero por su tarifa de $1000 por fotografía. Sin embargo ninguno de ellos era una estatua real. En realidad no me había detenido a pensar que era una estatua. Bueno, claro que sé que es una estatua, todos lo sabemos, pero ¿sabemos en realidad quienes son las verdaderas estatuas humanas?

El primer personaje que nos llamó la atención al entrar al parque fue un hombre disfrazado de estatua de bronce. No creo que representara algún personaje en particular. Permanecía en quietud total con la mirada puesta en un lugar el horizonte. Parecía que no escuchaba ni sentía, en realidad había encarnado su papel con total credibilidad. Su piel y vestidos cubiertos de  color dorado, hacían pensar que era una especie de adorno de mesa gigantesco. Le comenté a un amigo que había visto una estatua de Depredador en la Feria del Libro y que ese disfraz me había llamado la atención. Luego vi que la estatua dorada recibió una moneda que alguien introdujo en su cajoncito de madera, hizo un movimiento teatral y adoptó una nueva postura. Decidí también introducir una moneda y la estatua se movió de nuevo. Me estiró la mano y se la dí. Luego me disponía a irme cuando el hombre de la estatua me llamó con su mano.Pensé que el crédito de $200  ya había expirado y esos movimientos adicionales no estaban incluidos en la tarifa. Nuevamente le di la mano, aunque pensé que ya con un saludo era suficiente. Pero entonces la estatua se acercó y me dijo algo. El hombre estatua había escuchado mi comentario. Dijo que llevaba más de trece años en esa labor y que un disfraz no hacía a una estatua. Que había pocos como él, verdaderos hombres estatua. Luego estiró su mano con gesto de puño y se despidió con el saludo del puñito. Yo estiré mi puño también e hicimos la despedida de los gemelos fantásticos. Solo atiné a decir: - ¡Felicitaciones!--

Quedé algo confundio. Tuve que asimilar lo que me había dicho. Para ser honestos no comprendí bien lo que me dijo al principio. Mi cerebro entendió primero que llevaba trece años allí de pie. Pero era algo ilógico, pues el hombre tendría que ir al baño y comer algo. Son incoherencias que el cerebro te va soltando mientras procesas la información. Luego interpreté  que era que el hombre tenía solo trece años, pero yo dije: - No, imposible, no puede tener trece años, pues su cara luce de mayor edad-.  Mi cerebro sin embargo solo pudo responder "Felicitaciones", porque sea lo que fuere que hubiese dicho la estatua, habría salido bien librado. Era como si hubiese dicho "Felicitaciones, tienes trece años y estás pintado de dorado". Pero luego procesé un poco la información y me aclararon mis amigos que llevaba laborando trece años. Las "felicitaciones" cobraban sentido y el puño mágico no había sido en vano.

No supe si en realidad se sintió ofendido por haberlo comparado con el disfraz de Depredador. Luego, cuando contemplé a las otras "estatuas" del parque, comprendí que tenía razón. Los otros personajes que estaban allí no eran estatuas. No asumían una postura estática, no tenían un protocolo de movimientos, no miraban al vacío, como lo hacen las estatuas de verdad. Yo creo que hasta se aguantan la cagarruta de las palomas. Esa debe ser la  la prueba máxima de una estatua humana. Pero los otros no hacían eso. Depredador miraba de un lado para otro, parecía mas bien aburrido. Se movía continuamente y seguía sembrando el pánico con su tarifa de $1000 por foto. El Grincho deambulaba solitario por ahí. Aún mas, yo no sabía si realmente estaba trabajando o hacía parte del escenario junto con el árbol de luces.  Pude comprender  en ese instante, que el hombre estatua dorado, era la verdadera estatua humana. No era un niño de trece años pintado de dorado, una especie de Pinocho de oro, no. Era el verdadero hombre estatua, el hombre dorado, el hombre que llevaba trece años haciendo su arte a conciencia, con mística y sentido de pertenencia. Y lo mejor de todo era que yo, finalmente, había hablado con una estatua viviente.


lunes, 10 de diciembre de 2012

Hay más locos de los que pensábamos

Recientemente la Asociación de Siquiatría Norteamericana aprobó la última versión del DSM-V, el manual que dice qué es una enfermedad mental y qué no. Según la última versión los márgenes para estar dentro del terreno de la normalidad son ahora más restringidos. Por ejemplo, si una persona tiene un dolor profundo por la pérdida de un amigo después de dos meses, puede ser que esté enferma y es recomendable el uso de Prozac. Si alguien ha comido de forma compulsiva más de doce veces en los últimos tres meses, debería tomar alguna medicina contra la ansiedad. Si un niño hace pataletas tres veces por semana, durante un año, es recomendable que el médico le formule medicamentos antisicóticos.

Claro está que los psiquiatras no tienen la última palabra, pero esto nos lleva a pensar que en nuestra vida cotidiana hay muchos locos que andan sueltos, convencidos que habitan en los aparentes terrenos estables de la cordura, pero no han sido diagnosticados o, peor aún, atrapados.
Siguiendo los exigentes criterios de esta paranoica Asociación, propongo que observemos con mayor detenimiento algunos  comportamientos que vemos a nuestro alrededor,  ampliamente tolerados pero que hasta el sol de hoy no habíamos evaluado. Me he tomado el atrevimiento de  emitir unos posibles veredictos clínicos de los mismos y una posible solución, que pueden traer una mejoría. Tal vez el remedio sea peor que la solución, pero por lo menos lo habremos intentado. Todo por la búsqueda de una sociedad cada vez más normal.


COMPORTAMIENTO ANORMAL DIAGNÓSTICO SOLUCIÓN
Niño que pregunta: ¿Mamá será que ya vamos a llegar? Ansiedad precoz. Ausencia de noción
espacio-temporal.
Somnífero
Tomar más de un tinto en la oficina Adicción severa a la cafeína Amarre al paciente
Taxista que pregunta: ¿Tiene más sencillo? Paranoia y demencia Loco anda suelto, llame a la policía
Conductor de bus: ¡Córranse para atrás! Esquizoide frenético Acetaminofén en cápsulas, tres veces al día
Novia pregunta: ¿Mi amor, me amas? Demencia otorrino-dependiente grado 3 Siga la corriente
Sujeto se saca los mocos en vía pública Obsesión muco-intranasal con tendencia a la aberración Camisa de fuerza
Persona bosteza en clase más de tres veces Reflejo maxilar involuntario por cerebro perezoso. Compresas de agua fría en frente
Señora paga el bus con monedas de $50 Acumulador de monedas de baja denominación Acetaminofén.  Si el síntoma sigue aplique choques eléctricos
Señor saca el perro a pasear a las 10 P.M Compulsión aguda canina nocturna. Tendencia a la locura Si es un Rottweiler ni se acerque a ese tipo
Mastica la comida más de diez veces Trastorno rumiante homo-vacuno

Construya un corral en la parte trasera de su casa
Señora se asoma cada rato por la ventana Curiosidad infecto-compulsiva grado 4 Llame a la línea 123 y espere instrucciones
Tendero pregunta más de tres 
veces: ¿En que le puedo ayudar vecino?
Intrusión espacial antisocial

Llame a la policía no trate de hacer nada
Señor se orina en la pared Demencia urinaria aguda Arroje chorros de agua fría sobre el paciente hasta que reaccione
Señora grita por la calle: ¡Calientes los tamales! Síndrome tamaloide

No tiene cura
Mimo por la calle quiere pegar stickers en su ropa Mimetización causada por exceso de mimos en su etapa fetal Hable con el mimo. El diálogo es el comienzo.
Politico repite las mismas promesas cada cuatro años en promedioMitómano paranoide  Loco de atar. Internar lo más pronto posible

martes, 27 de noviembre de 2012

Cambios al himno nacional...¡Yo también propongo!

Un ilustre padre de la patria ha radicado un proyecto para  modificar la sexta estrofa del Himno Nacional de Colombia. Él considera que hay un error pues considera que los Centauros ascienden de los llanos y no descienden como reza la estrofa.

La estrofa en la actualidad dice así:

Bolívar cruza el Andes
Que riega dos océanos
Espadas cual centellas
Fulguran en Junín.
Centauros indomables
Descienden a los llanos
Y empieza a presentirse
De la epopeya el fin.

La propuesta del senador es:

Bolívar cruza el Andes
Que riega dos océanos
Espadas cual centella
Fulguran en el Junín.
Centauros indomables
Ascienden de los llanos
Y Santander encabeza, de la epopeya el fin.

Pienso que el senador no consultó con los demás colombianos, pero podriamos sugerirle otras versiones, por ejemplo la versión de Popeye:


Bluto cruza el Andes
Que riega dos océanos
Espadas cual centellas
Aquí se armó el motín.
Olivia es indomable
Escasea la espinaca
Y empieza a presentirse
De Popeye el fin.

La versión de transporte:


Bolívar llega a Flandes
Que briega de trancones
Flotas pasan cual centellas
No regalan ni un maní
Conductores indomables
Descienden a los llanos
Santander rumbo a Villabo
El rabo no aguanta  el cojín

La versión futbolística:

Falcao cruza el Andes
Llega hasta la madre patria
Patadas cual centellas
Recibe por doquier
El Atleti es indomable
Deja a los del Chelsea sanos
Y empieza a presentirse
De Cristiano y Messi el fin.

La versión cruda bogotana:

Bolívar cruza los Andes
Va de prisa a la Luis Angel
Navajas cual centellas
Saca un tipo alias "Memín"
Policías pronto acuden
Despojando al sutano
Luego empiezan a repartirse
Junto a "Memín" el gran botín

La versión del litigio con Nicaragua:

Bolívar cruza el Andes
Que riega un océano
Pues Noriega en La Haya
Tumbó el otro de chistín
Sanandresanos indomables
Cruzan el Caribe a nado
La venta de gafa en Cartagena
Parece ser su nuevo fortín

En fin,  pueden existir muchas versiones, el límite es la imaginación. Pero les pedimos a los honorables senadores que se ocupen de cosas mas oficiosas, ya que nuestra amada patria tiene asuntos más importantes que resolver. No se preocupen si los Centauros suben o bajan, eso dejémoslo al técnico del equipo y a sus jugadores para que hagan una buena campaña el año próximo.